El voraz neoliberalismo llega a Barcelona: emprende el primer proyecto de "vivienda" en el que se alquilará a personas con bajos ingresos cápsulas de 2,40 metros de largo y 1,20 metros de ancho por 250 euros al mes


El problema de la vivienda en las principales ciudades de la nación lleva a los españoles a vivir como abejas.

Tristemente no es una metáfora, es real. La firma Haibu 4.0 emprende en la capital de la región catalana el primer proyecto de "vivienda" compartida en el que alquilará a personas con bajos ingresos cápsulas de 2,40 metros de largo y 1,20 metros de ancho por 250 euros al mes.

La iniciativa dará su pistoletazo de salida dentro de 15 días en Barcelona, si bien los impulsores del proyecto esperan abrir una docena más de "colmenas" en otras ciudades como Madrid, Dinamarca o Roma.

La firma está aprovechando un vacío legal para llevar a cabo este deleznable proyecto.

"No alquilamos ni vendemos, es algo más parecido a una comunidad o asociación, algo más social" explican desde la compañía a 'Idealista' intentando blanquear con un tinte "solidario" su empresa.

Tampoco revelan el concepto por el que se paga 250 euros al mes, porque, según indican con toda el morro, "es parte del vacío legal que hemos encontrado".

"Estamos en conversaciones con el Ayuntamiento para que se cree una normativa en torno a nuestro proyecto, ya que en Barcelona se abrirán ocho colmenas más en los próximos meses". Estas colmenas son locales reformados y rehabilitados que, dado este vacío legal, pueden ser habitados, pero no tienen cédula de habitabilidad.

Este, es un modelo de vivienda muy extendido en países como Japón o China, en Hong Kong más de 200.000 personas viven en «casas ataúd».