La policía antiterrorista holandesa detiene a un individuo que estaba encima de un coche con un bidón de gasolina profiriendo gritos como "Allahu Akbar" mientras amenazaba a los peatones que por ahí pasaban


La policía antiterrorista holandesa ha intervenido hoy sobre las 14:30 de la tarde a un incidente en la ciudad de La Haya, la segunda más importante del país. Varias personas llamaron a las fuerzas de seguridad alertando de que un hombre estaba en su turismo con un bidón de gasolina profiriendo gritos como "Allahu Akbar" y amenazando a los peatones que por ahí pasaban. Rápidamente se desplegaron decenas de agentes, incluidos expertos en explosivos, y un helicóptero.


En primera instancia, agentes fuertemente armados advirtieron al individuo de su comportamiento y le pidieron bajarse del vehículo con las manos en alto. Luego de producirse la detención, especialistas en desactivación de explosivos intervinieron para anular unos artefactos caseros que el islamista portaba. A los pocos minutos se anuló y confirmó que no existía ninguna amenaza.


El conductor está bajo custodia; las autoridades han dicho que ninguna hipótesis esta descartada.