La UE vuelve a interferir en los asuntos internos de una nación: Bloquea una importante reforma aprobada por Polonia


La tensión entre el Gobierno de Polonia y la Comisión Europea ha subido este lunes. Por primera vez desde que empezó el enfrentamiento en 2016, el organismo comunitario ha pedido medidas cautelares al Tribunal de Justicia de la Unión Europea para bloquear una de las reformas aprobadas por Varsovia.

Bruselas intenta evitar la consumación de los expeditivos cambios introducidos por el Gobierno polaco en el Tribunal Supremo, que apuntan a la salida de 27 de los 72 jueces mediante una rebaja de la edad de jubilación (de 70 años a 65). "Queremos que los afectados sigan ejerciendo sus funciones hasta que el Tribunal europeo se pronuncie", ha señalado una portavoz oficial de la Comisión tras anunciar la denuncia.

El tremendo varapalo al Gobierno polaco llega dos semanas después de que el Parlamento Europeo aprobase un informe a favor de expedientar a Hungría por negarse a someterse a las políticas migratorias de la UE.

La Comisión ya había llevado a Polonia en varias ocasiones ante la Corte con sede en Luxemburgo, las dos últimas por la reforma de los tribunales ordinarios y por no acatar las cuotas en el reparto de refugiados.