Las dos Coreas sellan el fin de la discordia con un emotivo abrazo del mariscal norcoreano y el presidente surcoreano


El presidente de Corea del Sur Moon Jae-in ha llegado hoy a la capital norcoreana de Pyongyang para celebrar una cumbre de 3 días con el mariscal Kim Jong-un. La tercera reunión de ambos mandatarios en este año.

Los líderes de las dos Coreas se fundieron en un emotivo abrazo entre los vítores de la multitud congregada en el aeropuerto y la marcha interpretada por una banda militar.

En el comité de bienvenida norcoreano estuvieron el jefe de Estado honorífico, Kim Yong-nam, el director de inteligencia, Kim Yong-chol, y la hermana y del líder, Kim Yo-jong.

Tras los saludos, ambos lideres presenciaron un breve desfile de guarniciones de marina, fuerzas aéreas y la armada norcoreana. Además había cientos de mujeres con vestidos tradicionales y gente con flores, agitando banderas de la reunificación y vitoreando a los dos líderes.