Le llueven las críticas a Nicolás Maduro por asistir a un restaurante de lujo en Estambul en medio de la crisis económica que vive Venezuela


Hoy las criticas le han llovido a Nicolás Maduro, su esposa Cilia Flores y otros acompañantes por asistir a un restaurante de lujo en Estambul, propiedad del chef Nusret Gokce, viralmente conocido como Salt Bae. Las críticas se enfocan en la crisis económica que vive Venezuela mientras el presidente cena un platillo valorado en hasta 275 dólares durante un viaje no oficial. Maduro dijo que atendió una invitación para almorzar con algunas autoridades de la ciudad.

Son varios los expertos que por las redes sociales especulan que el reloj que carga Maduro en esa comilona es marca de Patek Philippe cuyo valor es de 105.000 dólares, no se sabe con certeza si es cierto o no.