18 años después, nadie ha sido condenado por el asesinato de Faris Odeh


Tal día como hoy hace 18 años fue tomada esta mítica imagen en la que un niño palestino de 14 años, llamado Faris Odeh, arrojaba una piedra a un tanque sionista en Gaza.

10 días después, al volver a tirar otra piedra, las tropas sionistas le asesinaron de un tiro en el cuello.

Su valentía y determinación hizo de él una figura icónica en la resistencia Palestina contra de la ocupación israelí. Diez mil personas asistieron a su funeral, a día de hoy nadie ha sido acusado por su muerte.