Bloqueo de EEUU a Cuba impacta negativamente en el tratamiento de niños con cáncer en la isla


El bloqueo económico de EEUU a Cuba afecta todos los sectores de la vida de la isla. Pero uno es particularmente sensible: el tratamiento de niños con cáncer.

Cada año, entre 300 y 400 niños de todo el país pacientes de cáncer, se atienden sin costo alguno en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología de La Habana (INOR), aunque en ocasiones las sanciones económicas norteamericanas contra Cuba se ponen en el camino.

Según informa el Ministerio de Salud Pública de Cuba, en el último año han existido casos de pacientes con tumores del sistema nervioso central de alto grado que se han visto afectados por la carencia de la Temozolamida, un fármaco de primera línea principalmente producido en EEUU.

Otro programa médico afectado por esta política es el de salvar los miembros inferiores en niños con cáncer de huesos a través de endoprótesis extensibles.

En el último año ha habido un significativo retroceso en las relaciones entre Washington y La Habana, el bloqueo se ha intensificado limitando las posibilidades de la isla caribeña para obtener cualquier tipo de instrumental o fármaco norteamericano.

Instituciones médicas y otros cientos de salud a lo largo y ancho de la isla atienden a millones de cubanos anualmente a pesar de las limitaciones que impone el bloqueo económico de EEUU a dicha nación caribeña.