El director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica rechaza las acusaciones del primer ministro israelí contra Irán


El director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano, ha reaccionado hoy mediante un comunicado a las acusaciones del primer ministro de Israel acerca de que sus inspectores no están investigando adecuadamente el programa de energía nuclear de Irán.

En su intervención el pasado 27 de septiembre en el 73.º periodo de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, Netanyahu afirmó que Irán tiene un “depósito secreto”, donde ha almacenado “una enorme cantidad de equipos y materiales del programa secreto de armas nucleares”.

Amano ha asegurado desde Viena que la AIEA “implementa sus controles de seguridad conforme a sus derechos y obligaciones”, entre ellos, los que dictan el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y los acuerdos bilaterales y multilaterales con Irán.

El diplomático japonés ha detallado, además, que “bajo el marco de verificación existente, la Agencia envía inspectores a los sitios y ubicaciones solo cuando es necesario”, para después asegurar que sus inspectores han llevado a cabo “accesos complementarios en virtud del Protocolo Adicional a todos los sitios y ubicaciones en Irán que debían visitar”.

Aunque la Agencia, ha agregado Amano, “revisa rigurosamente” toda la información obtenida, incluso de terceros, “no toma ninguna información a su valor nominal”.

Asimismo, el director de la AIEA ha reiterado el compromiso del ente con mantenerse independiente e imparcial en cuanto a las actividades de verificación.

“La labor de la Agencia en lo que concierne a la verificación nuclear es y debe ser siempre imparcial, objetiva y profesional. Para mantener la credibilidad, la independencia de la Agencia en relación con la implementación de las actividades de verificación es de suma importancia”, se lee en la nota.

Irán ha refutado las nuevas acusaciones de Netanyahu y las ha tildado de "mentiras". El canciller persa, Mohamad Yavad Zarif, ha declarado que Israel es “el único que posee armas nucleares en Oriente Medio, no está en posición moral alguna para cuestionar los programas de energía nuclear pacíficos de ninguna nación".