El Tribunal Supremo de Pakistán declara inocente a Asia Bibi del delito de blasfemia, ahora queda lo más difícil, lograr que Bibi salga con seguridad del país


El  Tribunal Supremo de Pakistán ha anulado este miércoles la sentencia contra Asia Bibi, una mujer cristiana condenada a muerte por blasfemia cuya última vista tuvo lugar el 8 de octubre, ordenando su liberación si no está acusada de ningún otro delito.

El abogado de Bibi, Saiful Muluk, puso en duda durante la vista la credibilidad de varios de los testigos contra la acusada y sostuvo que mintieron o que sus declaraciones no se sustentan con las pruebas presentadas o son contradictorias entre sí.

Bibi fue condenada bajo la acusación de hacer comentarios despectivos sobre el islam después de que unos vecinos se quejaran de que bebiera agua de su vaso porque no era musulmana.

La mujer siempre ha negado haber blasfemado y sus representantes han defendido que mantenía una disputa con sus vecinos y que quienes la acusaron se han contradicho.

Su caso ha sido una fuente de división en Pakistán, donde dos políticos que buscaron ayudar a Bibi fueron asesinados, incluido el gobernador de Punyab, Salman Tasir, asesinado por su propio guardaespaldas y el ministro de minorías, Shabbaz Batti.

Durante la jornada del 8 de octubre, el partido ultrarreligioso Tehrik-e-Labaik Pakistan (TLP), que tiene en el castigo de la blasfemia uno de sus principales objetivos e idolatra al guardaespaldas que asesinó a Tasir, advirtió al Supremo en contra de cualquier “concesión o indulgencia” para Bibi. “Si hay un intento de entregarla a otro país, habrá terribles consecuencias”, manifestaron.

Insultar al profeta Mahoma es punible con la muerte en virtud de la legislación paquistaní y las acusaciones de blasfemia provocan tales emociones que es casi imposible defenderse de ellas. Decenas de personas han sido asesinadas tras acusaciones de blasfemia, en ocasiones por turbas.

Ahora queda lo más difícil. Lograr que Asia Bibi salga con seguridad del país, donde las presiones de los grupos islamistas radicales sin duda se van a hacer notar.