Estados Unidos impide que Corea del Sur levante las sanciones contra Corea del Norte: "No lo harán sin nuestra aprobación, no hacen nada sin nuestra aprobación"


El presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró ayer que Corea del Sur "no levantará las sanciones impuestas contra Corea del Norte sin la aprobación de Estados Unidos" en respuesta a las palabras de la ministra de Exteriores surcoreana, Kang Kyung Wha, que indicó que se están revisando algunas de las sanciones unilaterales sobre Pyongyang.

"No lo harán sin nuestra aprobación. No hacen nada sin nuestra aprobación", aseveró. Poco antes, Kang había sugerido ante el Parlamento que Seúl estaba considerando la posibilidad de retirar sus propias sanciones contra Corea del Norte para impulsar el proceso de desnuclearización.

Corea del Sur impuso sanciones unilaterales contra Corea del Norte en 2010. Dichas sanciones impiden el comercio bilateral en su gran mayoría.

Corea del Sur es técnicamente una especie de colonia de EEUU, dado que su Ejército está todavía bajo el control de los Estados Unidos. Esto se debe a una resolución de seguridad de la ONU aprobada en 1950 que autorizaba una acción militar de la ONU contra el Norte y designaba a EEUU como la principal autoridad de la operación de la ONU, un papel de control al que Yanquilandia todavía se aferra.

El presidente de Corea del Sur parece ser que esta intentando dar sinceros pasos hacía una reconexión con el norte. Nadie debería sorprenderse de lo que hace el Presidente Moon, ya que llegó al poder gracias a una oleada de votantes el año pasado por su promesa de tender la mano a Corea del Norte e intentar juntar las dos mitades en conflicto de la península de Corea (técnicamente están todavía en un estado de guerra que comenzó en 1950, casi hace 68 años).