Fuerzas yemeníes asestan un duro golpe a Arabia Saudí hundiéndole un importante barco de guerra


Las fuerzas navales yemeníes han hundido un importante barco de guerra de Arabia Saudí que operaba en la costa noroccidental del país, abatiendo a todos sus tripulantes.

Según ha informado este miércoles la televisión yemení Al Masirah, las unidades de la Fuerza Naval yemení, respaldadas por el movimiento popular Ansarolá, han atacado y destruido un barco saudí en las aguas aledañas a la ciudad de Midi, en la provincia de Hajjah.


El ataque de represalia se produce después de que los aviones de guerra del régimen saudí y sus aliados regionales bombardearan sin cesar durante las últimas 48 horas la ciudad portuaria de Al-Hudayda, en el oeste de Yemen, segando la vida de al menos 86 civiles yemeníes, en su mayoría niños y mujeres.

Para vengarse de estos bombardeos, la Fuerza Aérea del Ejército yemení también ha atacado esta misma jornada con un Qasef-1 un centro de mando de las fuerzas saudíes y sus mercenarios en la zona de Anbara, en el oeste de Yemen.


Como consecuencia del virulento ataque, según informan las fuentes yemeníes, los mercenarios saudíes han sufrido grandes daños tanto personales como en sus equipamientos militares.

El presidente del Comité Revolucionario de Yemen, Muhamad Ali al-Houthi, subrayó el pasado viernes que el país nunca se rendirá ante la guerra económica y la agresión militar de Arabia Saudí, que hasta ahora se ha saldado con más de 10.000 yemeníes muertos.