Inauguran una serie cuyo personaje es una bruja que lucha contra el patriarcado y eliminan en ‘Los Simpson’ a Apu por considerarse un "personaje polémico"


Ayer se vieron novedades en el mundo televisivo, no exentas de polémica: la inauguración de una serie cuyo personaje es una bruja que lucha contra el patriarcado y la eliminación en ‘Los Simpson’ del personaje Apu por considerarse un "personaje polémico".

Una nueva serie de Netflix llamada 'Chilling Adventures of Sabrina', consistirá en una bruja que lucha contra el patriarcado.

Este Greendale, pueblo vecino del Riverdale de Archie (culebrón adolescente que emite Movistar +), en el centro de su trama reivindica: ¿por qué el aquelarre sigue controlado por un sistema patriarcal?

"Las mejores películas de terror tienen un elemento social. Queremos hablar de los movimientos civiles y feministas, tan vivos todavía como en los sesenta, donde transcurría el cómic. Para mí, la brujería es poder y sexualidad y la historia de Sabrina es el empoderamiento de una bruja que desafía las creencias, reglas y la tradición de quienes siguen bajo en el influjo de un Señor oscuro, patriarca de las artes oscuras. Es una paradoja que ellas posean el poder pero que sirvan a una figura paterna", argumenta a 'El País' el autor de la serie.

Los seguidores de Los Simpson se han quedado sin palabras por el adiós del personaje Apu, mítico dueño del badulaque, después de que en los últimos meses haya habido cierta polémica en relación a si el personaje está construido sobre un "estereotipo negativo sobre los inmigrantes".

Así lo ha confirmado Adi Shankar, productor de la serie, por lo que Apu dejará de estar en la pequeña pantalla después de 30 temporadas, en las que ha sido uno de los personajes más queridos por los seguidores de la serie.

“No harán de esto un gran asunto ni nada de eso, solo lo sacarán para evitar la controversia”, subrayó Shankar, que también confirmó que llevan tiempo barajando la idea tras el estreno del documental 'El problema de Apu', en el que se criticaba la imagen que daba el personaje en la serie.

Fue el cómico indio Hari Kondabolu quien denunció a través de dicho documental que el célebre personaje "había sido construido bajo una visión racista y estereotipada de los indios, y que en 30 temporadas no había experimentado evolución alguna para adaptarse a la sociedad actual".