La Policía francesa deja a sus inmigrantes ilegales en España en el paso fronterizo de Irun


ETB fue testigo de cómo la Policía francesa realiza devoluciones en caliente. 

Tras pedirles la documentación y sin seguir el protocolo, proceden a meterlos en una furgoneta sin distintivo para llevarlos al país vecino más cercano, que en este caso era España, concretamente Gipuzkoa.

Algunos de estos inmigrantes son menores de edad que aseguran sentirse desprotegidos porque la ley prohíbe la devolución de menores. Pero según fuentes policiales que trabajan en la zona, es una práctica francesa de lo más habitual.

También desde la Red de Acogida de Irun denuncian la vulneración de derechos que sufren los inmigrantes que ven como la Policía francesa obstaculiza su avance hacia París u otras localidades y lleva los inmigrantes ilegales a España.

Francia no es el único país europeo que devuelve sus inmigrantes ilegales a España. La Alemania neoliberal de Merkel, precursora de las fronteras abiertas, se dedica a llenar aviones con inmigrantes destino a España. Dichos vuelos, han sufrido múltiples denuncias de "violencia" y "humillaciones" de las autoridades alemanas a los inmigrantes.