Los barrios periféricos de Sevilla se manifiestan para reivindicar “unos barrios dignos para la clase trabajadora"


El domingo 28 de octubre, en la Plaza de la Encarnación de Sevilla, a partir de las 12 horas aparecieron pancartas y megáfonos de los vecinos de algunos barrios periféricos de la ciudad. Se citaron para reivindicar su derecho a vivir dignamente en sus barrios, para luchar contra la exclusión social, por un trabajo y una vivienda digna, por la limpieza de sus calles, por el futuro de sus hijos y por su seguridad.

La plaza se fue llenando y resonó el lema de la concentración: “los barrios unidos jamás serán vencidos”. Las 16 organizaciones convocantes de la manifestación, aglutinadas en la Red Vecinal Interdistritos, comenzaron su marcha en dirección a la Plaza Nueva, donde está el Ayuntamiento de Sevilla, donde las proclamas más oídos fueron: “para los barrios dignidad” y “contra la inseguridad, policía de barrio ya”.

Salieron a la calle en apoyo a la juventud y a exigir “unos barrios dignos para la clase trabajadora que conlleven políticas concretas para cada una de las reivindicaciones de los barrios”. Además, añadieron que el trabajo es fundamental y por ello quieren que cada conflicto laboral sea combatido.

También recalcaron que "están hartos de ver jóvenes en las calles sin alternativa alguna de futuro, fuera ya del sistema de enseñanza, sin oportunidades y bajo la amenaza de la droga y la delincuencia". El Ayuntamiento de Sevilla ha cerrado, desde 2011, siete de las doce escuelas taller y talleres de empleo que había en funcionamiento; a día de hoy solo quedan cinco.