Okinawa vota por un gobernador que busca el cierre de las bases militares de EEUU en la isla y la expulsión de sus tropas de ocupación


Los habitantes de la prefectura de Okinawa han mostrado su rechazo a la amplia presencia militar estadounidense al elegir como nuevo gobernador a Denny Tamaki, conocido por su actitud crítica hacia las bases militares extranjeras en la nación y sobretodo en la región.

Según datos publicados este lunes por la comisión electoral regional, el domingo votaron 396.600 personas, mientras que su contrincante, Atsushi Sakima, recibió el respaldo de 316.400 votantes.

Tamaki superó a los cuatro contrincantes que se presentaron en la contienda electoral convocada tras la reciente muerte del anterior gobernador, Takeshi Onaga, quien dedicó su carrera política a sacar a los militares estadounidenses de la prefectura.


Okinawa ocupa el 0,6% del territorio de Japón, pero acoge el 74% de las instalaciones militares de EEUU en el país y más de la mitad de sus tropas de ocupación: 25.800 uniformados y 19.000 familiares y otros civiles.

La elección del nuevo Gobernador y las múltiples manifestaciones que patriotas japoneses realizan frente a las bases, podría contribuir a una hipotética retirada de las tropas estadounidenses establecidas ahí desde 1945.


Cabe recordar que Estados Unidos posee más de 200 bases militares en Asia, una muestra más del neocolonialismo de estos. 112 bases tienen en Japón, 83 en Corea del Sur y 5 en Filipinas.