Pedro Baños, militar experto en geopolítica, asegura que "España está abocada a una revolución"


El militar español experto en geopolítica, Pedro Baños, analizó el panorama internacional en una entrevista a 'El Mundo' para hablar de su nuevo libro 'El dominio mundial'.

Sus entrevistas suelen empezar siempre con una advertencia, como pagó el precio de decir cosas incómodas con el intento de destruir su reputación cuando estuvo a punto de ser nombrado jefe de seguridad nacional por el gobierno de Pedro Sánchez. 

Ante las recientes tensiones de China y EEUU el coronel asegura que "es cuestión de tiempo que exista un enfrentamiento militar entre China y EEUU en el Mar de China. [...] siempre han existido colisiones entre una potencia ascendente y otra decadente. Y China necesita muchos recursos y expandirse".

Respecto al paralelismo de dicha situación con la del Imperio Japonés en los años 30, Baños alega que "la diferencia es que los chinos son 1.500 millones. El gran temor de EEUU es que China se consolide aún más económicamente porque eso desembocará en un gran ejército y unos grandes servicios secretos".

Sobre la actual situación en Cataluña, aseguró que "en Europa se ha dejado jugar a estos sentimientos y además estos han actuado de forma muy inteligente".

La entrevista, finaliza, preguntándole ¿cuál es el gran peligro al que se enfrenta España en el siglo XXI?
"El envejecimiento de la población. Pronto seremos el país más longevo del mundo con una natalidad bajísima. Pronostico una nueva crisis económica en breve en la que tal vez no podamos soportar la carga social que se avecina. A eso hay que añadir una juventud muy formada que siente una gran frustración por no poder desarrollarse laboralmente. No puede ser que un pensionista gane el doble que un joven en plenitud. En el futuro habrá una pequeña élite con muy buenos trabajos, una clase media que pasará a ser baja con sueldos de miseria y, finalmente, una parte de la población que tendrá que ser subvencionada de por vida para sobrevivir, al menos mientras existan recursos. Estamos abocados a la revolución", responde.