Susana Díaz adelanta las elecciones al 2 de diciembre para malograr la comisión de investigación sobre el gasto de fondos públicos en prostíbulos


La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz (PSOE), ha firmado esta tarde el decreto de la convocatoria de elecciones andaluzas anticipadas para el 2 de diciembre y la disolución del Parlamento autonómico.

Durante una comparencia ante los medios de comunicación, la presidenta andaluza ha explicado que en las últimas semanas ha constatado la imposibilidad de sacar adelante los Presupuestos de la Comunidad al no contar con el apoyo de Ciudadanos.

Así las elecciones quedan fijadas para el domingo 2 de diciembre, con lo que campaña electoral en la medianoche del 16 de noviembre y finalizará el 30 del mismo mes, con los que el 1 de diciembre será el día reflexión.

El motivo inicial –no oficial– para convocar elecciones era neutralizar la sentencia del «caso ERE», prevista entonces para marzo, y aprovechar el empuje del nuevo Gobierno de Sánchez, ahora cuestionado tras dimitir tres ministros. Si Díaz demoraba su decisión, permitía armarse a sus rivales, especialmente a la unión de fuerzas de Teresa Rodríguez (Podemos) y Antonio Maíllo (IU), Andalucía Adelante, cuya suma de votos puede dar un vuelco al Parlamento. El adelanto electoral tumba también la comisión de investigación sobre la Faffe, justo después de que toda la oposición haya solicitado la declaración de Susana Díaz y de que hicieran públicos atestados de la Guardia Civil en los que se eleva el gasto con fondos públicos en prostíbulos a 32.000 euros, usados en "trece juergas" y en varias provincias.