EEUU aplicará todas sus sanciones antiraníes el 5 de noviembre


Todas las sanciones a Irán levantadas en virtud del acuerdo nuclear de 2015 volverán a aplicarse el 5 de noviembre, anunció la Administración de EEUU.

Las nuevas sanciones afectarán a la industria naval, el sector de las finanzas y el de la energía de Irán, y son la segunda serie de medidas restrictivas reimpuestas por EEUU desde que Trump, sacara unilateralmente a su país del acuerdo nuclear.

El Gobierno estadounidense tiene planeado añadir a 700 personas y empresas iraníes a su “lista negra”, entre ellos algunos bancos y organizaciones del país persa, ha dicho el secretario del Tesoro estadounidense.

Washington, ha proseguido Mnuchin, quiere además restringir el acceso de Irán al sistema internacional SWIFT, la red mundial que facilita las transferencias monetarias y las comunicaciones seguras entre los bancos.

Por su parte, el secretario de Estado norteamericano ha aseverado que Washington suspenderá de manera temporal el efecto de los embargos para ocho países que compran petróleo a Teherán, pero no ha dado más detalles al respecto.

La República Islámica de Irán asegura que frustrará las sanciones de EEUU y venderá su petróleo, y constata que muchos países han ratificado su disposición a hacer negocios con Irán, pese a los embargos estadounidenses.

El presidente de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en octubre de este año aseguró que EEUU debe compensar a Irán por los daños causados por sus múltiples sanciones unilaterales.