El Gobierno de España exige revisar el acuerdo del Brexit por un artículo que pretendía dotar validez legal a la ocupación colonial del peñón


La UE ha podido hacer ya un primer examen al acuerdo sobre la retirada del Reino Unido que deberán refrendar en la cumbre del próximo domingo. Y, en los términos actuales, el Gobierno de España no está en disposición de firmarlo.

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, ha reclamado esta mañana al negociador de la UE, Michel Barnier, la modificación de un artículo sobre las negociaciones en las que se definirá la futura relación entre Reino Unido y la UE. “Queremos que quede clara la interpretación de ese texto de que las negociaciones entre el Reino Unido y la UE no se aplican a Gibraltar”, ha asegurado Borrell a la salida de la reunión.

El artículo que ha suscitado el tenue enfado del Gobierno es el 184. Ese precepto, que trata de anclar en el acuerdo que habrá unas negociaciones para definir una futura relación entre Reino Unido y la UE, ha levantado ampollas en el ejecutivo de Sánchez por dos motivos.

El Gobierno desconocía la existencia de ese humillante artículo hasta el miércoles por la noche, cuando Barnier hizo público el documento. En cambio, sí lo habían visto todo el Gabinete de Theresa May, y también el ministro principal de la colonia inglesa de Gibraltar, Fabián Picardo.

Los servicios jurídicos de La Moncloa, además, quieren evitar que ese apartado "pueda dar la más mínima cobertura a Gibraltar". Borrell ha pedido que se modifique el artículo y se deje claro que la negociación con Gibraltar queda al margen del acuerdo de retirada y sujeta a las negociaciones bilaterales entre Londres y Madrid.

Es más, Borrell ha puesto como condición para respaldar el borrador de acuerdo que la declaración política conjunta sobre las futuras relaciones entre ambas partes, que también debe cerrarse en los próximos días, incluyan una referencia explícita a que las negociaciones sobre Gibraltar quedan fuera del ámbito de la UE.