El Parlamento de España sigue los pasos de algunos países de la UE y legaliza el espionaje digital: Los partidos podrán recopilar las opiniones políticas de los ciudadanos obtenidas en internet


Siguiendo los ejemplos de algunos países de la Unión Europea, el Parlamento de España ha legalizado el espionaje digital al ciudadano para beneficio de los partidos políticos y sus intereses electorales.

El Parlamento ha aprobado con una inmensa unanimidad la nueva Ley Orgánica de Protección de datos personales y "garantía de los derechos digitales" que supone que a partir de ahora, los partidos políticos podrán recopilar datos personales de los ciudadanos obtenidos en internet -sin autorización-, en lo que respecta a sus opiniones políticas, para la ejecución de sus campañas y actividades en periodo electoral. Es decir, están habilitados para crear un fichero de "perfiles ideológicos" de los ciudadanos con objeto de sus fines de propaganda electoral.

Los partidos tienen ya el censo electoral, datos, DNI, dirección... Y ahora van a poder acceder a nuestras redes sociales o número de teléfono. Y no hay que olvidar las relaciones de los partidos con los bancos y las empresas de mercadotecnia.

En Dinamarca los legisladores ya han lanzado un proyecto de ley con lo que se podrá castigar a sus ciudadanos con una pena de hasta 12 años de prisión por difundir opiniones similares a las de Damasco o Pyongyang.