El pueblo palestino celebra la ‘victoria de Gaza’ tras la renuncia del radical ministro sionista Lieberman


El ministro israelí de asuntos militares, Avigdor Lieberman, ha anunciado este miércoles su dimisión a la vez que cargaba contra la decisión del primer ministro del régimen de Tel Aviv, Benjamín Netanyahu, de acordar un alto el fuego con Palestina tras el recrudecimiento de los ataques al enclave costero iniciado el domingo.

“Lo que pasó ayer (el alto el fuego) significa rendirse (...). No tiene otro significado”, ha dicho el ministro ante los medios de comunicación, al explicar el motivo de su decisión.


Ciudadanos de Gaza están saliendo a la calle para celebrar su dimisión, ya que se trataba de uno de los miembros del gobierno israelí más radicales.

"Cualquier negociación por la paz basándose en la tierra es un error fatal" aseguraba el ministro sionista.

También han celebrado la dimisión del ministro los líderes de la oposición israelí, que han pedido a Netanyahu que haga lo mismo.


“Así tiene que ser: si fracasas en tu trabajo, dimites (…). El primer ministro también debe dimitir", ha declarado el líder de la coalición centroizquierdista HaMahane HaZioni (Unión Sionista), Avi Gabbay.


Netanyahu es criticado e indagado por su supuesta implicación en sobornos, fraudes y abusos de poder en las causas conocidas como “caso 1000”, “caso 2000” y “caso 3000”. En el primero, se sospecha de que el premier israelí aceptó a cambio de favores caros regalos para él y su familia del productor de cine, traficante de armas y espía israelí Arnon Milchan.