El Supremo cambia otra vez y concluye que el impuesto de las hipotecas debe pagarlo el cliente


Tras dos largas sesiones de deliberación, el alto tribunal ha decidido por un estrecho margen, 15 votos a favor y 13 en contra, que sea el cliente el que cargue con el impuesto de las hipotecas.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha fallado este martes que sean los clientes quienes asuman finalmente el pago del impuesto sobre actos jurídicos documentados --impuesto sobre hipotecas-. De este modo el alto tribunal cambia a la sección que innovó la doctrina y vuelve a la jurisprudencia anterior, favorable a las entidades bancarias y no a los ciudadanos.