Huelga de los trabajadores la fábrica cárnica Frivall de Villar de Olalla por negarse la empresa a incorporar a su plantilla de 2.500 falsos autónomos


Ayer la huelga de los trabajadores la fábrica cárnica Frivall de Villar de Olalla, en Cuenca, paralizó toda la producción de la planta. La empresa se niega a incorporar a su plantilla a 2.500 falsos autónomos, a pesar de las resoluciones de la Inspección de Trabajo.

En Castilla-La Mancha hay sólo dos plantas, pero de las más grandes: ‘Frivall' en Villar de Olalla (Cuenca) y ‘Frimancha' en Valdepeñas (Ciudad Real). Entre ambas, suman en torno a 2.500 falsos autónomos y apenas 140 trabajadores asalariados.

La Inspección está ordenando a las empresas cárnicas que contraten como asalariados y den de alta en el régimen general de la Seguridad Social a los trabajadores de Servicarne que trabajan para ellas y que no son ‘cooperativistas' sino falsos autónomos. Las actas de la Inspección conllevan la imposición de sanciones (sin hacerse efectivas) que hasta ahora suman más de 200 millones de euros.

Esta manera de actuar de Vall Companys supone "una competencia desleal" para el resto del sector cárnico, "que han tenido que copiar los métodos fraudulentos del grupo leridano para poder subsistir", señalan.