La Generalitat mediante su "embajada" en Dubai sigue promoviendo negocios con Arabia Saudí


"¿Quieres hacer negocios en los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Catar, Líbano, Kuwait, Omán o Bahréin? ¡Descubre las oportunidades que tienen las empresas catalanas!"

El mensaje anterior sirve como bienvenida a quienes se interesan por conocer más a fondo la 'Oficina Exterior de Cataluña' en Dubai, un centro integrado en la red de "embajadas" que el gobierno regional ha abierto en distintos países del mundo.

En el caso de la oficina de Dubai, su apertura data de 1992, de modo que la presencia en el Golfo viene de lejos.

Al frente de la Oficina Exterior de Cataluña en Dubai está Mireia Sitjas, una licenciada en Económicas que viene del sector financiero, en el que trabajó para firmas como Deutsche Bank, HSBC, Barclays o Société Genérale. Ahora, desde la sede ubicada en la Al Fattan Currency House, Sitjas encabeza una delegación centrada en promover los lazos económicos entre Cataluña y los países del Golfo.

En este contexto, donde la Generalitat en ningún momento vincula a las monarquías del Golfo con el yihadismo, la patronal catalana separatista, Cecot, celebra también desde hace años seminarios con el objetivo de presentar las oportunidades de negocio existentes en aquel rincón del mundo. Así, el octubre del año pasado un grupo de empresas bajo el paraguas de Cecot y la colaboración de la Generalitat viajó a Dubai para la realización de "entrevistas con clientes potenciales, la selección de representantes, socios locales o distribuidores, el estudio de posibles inversiones, etc".

Durante la legislatura del sionista de Puigdemont, que gobernaba gracias al apoyo de ERC y la CUP,  los lazos de la Generalitat con las brutales dictaduras monárquicas del Golfo incrementaron notablemente. A día de hoy con Torra, sigue abierta y funcionando a pleno rendimiento.

La generalitat también mantiene una embajada en el régimen de Tel-Aviv.