Las autoridades de la ciudad de Los Ángeles retiran la estatua de Cristóbal Colón


En California 1 de cada 5 personas se encuentra en situación de pobreza, pero las autoridades tienen claras sus “preocupaciones”.

Las autoridades de la ciudad estadounidense de Los Ángeles completaron ayer la retirada de una estatua del explorador Cristóbal Colón, ubicada en el Grand Park del centro de la urbe, como parte de una moción aprobada el año pasado que ya ha sustituido el antiguo "Día del Descubrimiento" por "el Día de los Pueblos Indígenas".

"La estatua de Cristóbal Colón reescribe un capítulo manchado de la historia que carga de falso romanticismo la expansión del imperio español y las explotaciones de los recursos naturales y de los seres humanos", según la ex secretaria de Comercio de EEUU y actual miembro de la junta de Gobierno de la ciudad, Hilda Solís, autora de la moción y perteneciente al partido que aprobó la invasión a Libia.

Los concejales yanquis promotores de dicha iniciativa aseguran que "Colón fue responsable de atrocidades y sus actos contribuyeron al mayor genocidio jamás registrado". "Su imagen no se tiene que celebrar en ninguna parte", ha añadido el concejal O'Farrell difundiendo con entusiasmo la leyenda negra.