Los funcionarios de prisiones arrancan una huelga de cuatro días en toda España pidiendo mejoras de condiciones


Los funcionarios de prisiones de toda España han vuelto a la huelga en la jornada de hoy.


Como ocurrió en los dos días de paro ya convocados, ha estado secundado casi en su totalidad. Reivindican mejoras salariales y de trabajo. Un conflicto laboral que estos mantienen con la Administración Penitenciaria desde hace más de un año.


Otra de las principales deficiencias que denuncian es la falta de personal. En prisiones como la de Burgos «faltan más de un 50% de la plantilla por cubrir con plaza definitiva».


Sus exigencias también pasan por eliminar las brechas salariales entre los propios centros, ya que hay hasta nueve salarios distintos entre los funcionarios que pueden alcanzar diferencias de hasta 700 euros.


Han anunciado que seguirán con todas las jornadas de paro convocadas para mañana, el lunes y el martes.