Lucha obrera: Medidas para apoyar la huelga de los trabajadores de Amazon


Amazon no quiere retroceder en su ataque a las condiciones laborales de la plantilla de San Fernando de Henares. Por ello los trabajadores vuelven “a la carga” con una nueva batería de paros y huelgas desde el ‘Black Friday’.

A ocho meses del inicio de la lucha, que tuvo su primer hito con la histórica huelga de 48 horas los días 21 y 22 de marzo, y su continuación en la dura huelga de 72 horas que paralizó el almacén de San Fernando de Henares en julio, la plantilla de Amazon vuelven a la huelga.

La patronal mantiene la determinación de imponer el ataque a las condiciones laborales de los trabajadores tras la imposición del Convenio Sectorial de Logística. Pero la plantilla no está dispuesta a aceptar mansamente las nuevas condiciones.

El plan de lucha comienza con una huelga durante el 23 y 24 de noviembre -último fin de semana del mes y coincidente el Black Friday-, seguida por nuevos paros el 7 y 9 de diciembre, en pleno puente de la Constitución (parando el centro 4 días consecutivos), continuados los días 15 y 30 de diciembre y el 3 de enero, en plena semana de campaña de compras de los regalos de Reyes.

Pero el éxito de la huelga de Amazon no depende sólo de la plantilla. Necesita de la solidaridad de clase para torcerle el brazo a la empresa del multimillonario más rico de la historia, Jeff Bezos. 



Aquí las 2 medidas más importantes para apoyar la lucha:

1) ACUDE A LOS PIQUETES

Este nuevo ciclo de lucha de la plantilla de Amazon comienza en una fecha estratégica, 23 y 24 de noviembre. En esas fechas tendrá lugar el ‘Prime Day’, un período de 48 horas en que los abonados a este servicio de Amazon reciben ofertas importantes por lo que se multiplican los pedidos. El objetivo: hacer colapsar el esquema de la logística del gigante del comercio electrónico en uno de los días de mayores ventas.

Durante estas fechas y las posteriores, desde el ingreso del turno nocturno, habrá piquetes informativos en los distintos accesos del almacén de San Fernando. La plantilla de Amazon necesita de todo el apoyo para sostener los piquetes.

2) PROMUEVE EL BOICOT A AMAZON

Por último, la clave del negocio de Amazon es la movilización masiva de consumidores, especialmente durante días de “super ofertas” como el ‘Prime Day’. Por ello, cualquier bajada en las ventas le duele en el alma (y el bolsillo) a la patronal. Este es el motivo de que el boicot a Amazon durante la huelga se transforme también en otra medida de lucha.

Como parte de las acciones de boicot, distintos barrios de Madrid están repartiendo panfletos y pegando carteles. También se están organizando actividades de difusión y reparto de panfletos frente a la tienda que Amazon ha abierto en el centro de Madrid, en la calle Princesa.