Marruecos, Gibraltar e Israel...Los tres unidos por lobbys y un interés común por una España débil

Al gobierno británico como al de Marruecos e Israel, le interesa una España débil. Nuestro vecino marroquí está interesado en dicha debilidad para aprovechar la situación y algún día dar de nuevo rienda suelta a sus planes expansionistas sobre Ceuta y Melilla. Los motivos del estado sionista son las históricas buenas relaciones hispano-palestinas, y como España puede ser la puerta de Palestina al reconocimiento en Europa.


¿Qué relación hay entre los tres gobiernos? Pues bastante más de las que parecen. Por lo pronto, comparten lobbys de misma ideología en Washington: 'Heritage Fundation' y 'Holland and Knight'.

Heritage Fundation, es una organización neoliberal probritánica, que realiza informes que pretenden otorgar alguna validez a la ocupación inglesa de Gibraltar.

 Vamos ahora con los lobbistas. Los encabezan dos congresistas republicanos por Florida, Mario Díaz-Balart e Ileana Ros Lethinen, máximos representantes del "exilio" cubano en Washington, defensores de las sanciones contra Cuba.

Puigdemont y los dos congresistas

Puigdemont y los senadores anticubanos se reunieron en 2017 en Washington. Donde estos mostraron su apoyo a la causa separatista.

En su declaración oficial de actividades de lobby, otro grupo que apoya la causa separatista en EEUU, "Moffett", reconoce actuar financiado por el Reino de Marruecos

Lo llamativo es que todos estos y otros nombres, comparten el apoyo a las mismas cosas:

-Mario Díaz-Balart es un conocido y activísimo miembro del lobby pro-marroquí en los Estados Unidos, defendiendo la anexión ilegal del Sahara Occidental por Marruecos, para lo que no ha dudado en utilizar argumentos basados en mentiras o calumnias. Sionista.

-Ileana Ros Lethinen, como Díaz-Balart, también ha apoyado la anexión ilegal de Sahara Occidental por Marruecos. Sionista declarada.

-La Heritage Foundation ha sido también altavoz de las calumnias fabricadas por el servicio secreto marroquí contra el Frente Polisario para intentar desprestigiarlo.


Por lo demás, tanto Díaz-Balart como Ros Lethinen y Heritage Foundation, son activos miembros del lobby pro-israelí. Puigdemont es un declarado sionista.