Pensionistas vuelven a tomar las calles reclamando "unas pensiones públicas y dignas"


Miles de pensionistas se han concentrado un lunes más ante las escalinatas del Ayuntamiento de Bilbao, secundando la convocatoria de la coordinadora el movimiento de pensionistas de Bizkaia.

Las reivindicaciones de los pensionistas pasan por "unas pensiones públicas y dignas" y, en caso de "necesidad o déficit" que se recurra a los presupuestos generales. Así mismo, los pensionistas reclaman una pensión "mínima de dignidad de 1.080 euros", y, según han recordado, en el País Vasco "alrededor de 19.000 pensionistas reciben menos de 700 euros y alrededor de 16.000 tiene que solicitar la RGI para poder subsistir".

"Con la pensión mínima de 1.080 euros dejaríamos de estar en el umbral de la pobreza y se reduciría la brecha de género en las pensiones", señalan.