Un periodista saudí muere torturado en la cárcel por desvelar la violación de derechos humanos del régimen


Un periodista saudí que se encontraba en la cárcel murió por las torturas que le aplicaron autoridades penitenciarias del régimen de Arabia Saudí.

Turki bin Abdulaziz al-Jasser, periodista y escritor crítico saudí, falleció durante un proceso interrogatorio en el cual las autoridades carcelarias saudíes le sometieron a “torturas hasta la muerte”, informaron el martes medios de comunicación.

Autoridades saudíes arrestaron al periodista en el pasado mes de marzo, acusándole de administrar la cuenta de Twitter @calouche_ar, página ya eliminada que revelaba las violaciones de derechos humanos cometidos por funcionarios de alto rango y miembros de la familia real de los Al Saud.

Según los informes, las autoridades saudíes descubrieron la verdadera identidad de Al-Jasser después de que un equipo de ciberespías de la monarquía —dirigido por Saud al-Qahtani, el antiguo asesor del príncipe heredero Muhamad bin Salman— se infiltrara en la sede de la red social de Twitter en la ciudad emiratí de Dubái.

Al-Qahtani, el hombre de confianza de Bin Salman y el cerebro del asesinato del periodista Jamal Khashoggi, publicó un tuit en agosto de 2017, amenazando a los usuarios con nombres falsos en Twitter que no pueden salvarse de la “lista negra”.

Saud al-Qahtani, fue destituido junto a otros cuatro funcionarios, entre ellos, el subjefe de inteligencia saudí, Ahmed Asiri, en el marco de los esfuerzos de Arabia Saudí para aliviar las presiones internacionales en el caso de Khashoggi.

Arabia Saudí tiene un largo historial de ejecuciones y uso de tortura de opositores al régimen.