Detenido en Mataró un yihadista vuelto de Siria experto en cohetes, entró en España vía las mafias del tráfico de personas


Un miembro del autodenominado 'Estado Islámico' fue detenido ayer en Mataró (Cataluña) por agentes de la Comisaría General de Información (CGI) de la Policía Nacional, había participado en Siria en «la planificación y desarrollo de una base de misiles de largo alcance».

M. M. E., de 33 años, de nacionalidad marroquí pero con vínculos en España, es uno de los 234 «foreign terrorist fighter» (FTF) (terrorista que ha combatido en territorio extranjero) españoles o relacionados con nuestro país, que viajaron a Siria en su momento para unirse a las filas de la banda yihadista.

De esta cifra, 132 continúan en el seno de Daesh; 57 han muerto en combate o se han suicidado; 24 se encuentran en prisiones tras haber retornado y la veintena restante se hallan localizados sin que existan causas penales contra ellos o están en ignorado paradero pese a que hay informaciones de que forman parte de los terroristas que optaron por el retorno a sus puntos de origen.

El detenido abandonó Marruecos en mayo de 2014 para integrarse en las filas del 'Estado Islámico'. «El conocimiento adquirido en los campos de adiestramiento de esta organización terrorista en el uso de armas y su radicalismo extremo le habían convertido en una amenaza real capaz de llevar a cabo una acción terrorista en cualquier momento», según los investigadores.

M. M. E. había entrado de forma ilegal en España vía las mafias del tráfico de personas en junio de 2018 y residía en Barcelona, en viviendas ocupadas para no dejar ningún tipo de registro.