ERC se desmarca de la huelga de hambre y la tilda de «innecesaria»


ERC ha decidido a boicotear públicamente la huelga de hambre que 'Junts per Catalunya' está empleando para presionar a la Justicia y mantener el liderazgo moral del proceso separatista.

Como en numerosas ocasiones, el encargado de abalanzarse sobre el grupo de Puigdemont fue Joan Tardà. El diputado de ERC en el Congreso tildó de «innecesario» el ayuno que Jordi Sànchez y Jordi Turull llevan protagonizando 13 días y al que hace 10 se unieron también Joaquim Forn y Josep Rull. Tardà insistió en que «ERC no lo ha hecho porque ha considerado que no era necesario».

Sin embargo, la advertencia de Tardà no va únicamente dirigida al grupo parlamentario controlado desde Waterloo por Puigdemont, sino que también supone un toque de atención al alcalde de Montblanc, que ayer se convirtió en el primer cargo de ERC en adherirse a la huelga de hambre en «solidaridad» con los políticos presos que han optado por el ayuno como medida propagandística.