La mujeres en Siria empieza a ejercer profesiones que en el territorio de los "rebeldes" eran exclusivas para hombres


No solo como educadoras, empleadas, profesoras y artistas, las mujeres en Siria han empezado a ejercer profesiones que son exclusivas para los hombres en las zonas controladas por rebeldes y terroristas, además de en la resta de Oriente Medio.

El director de la Empresa Siria de Comercio en la provincia de Tartus, Ali Suleiman, dijo a SANA que su institución anunció su necesidad de contratarse con conductores de camiones y por primera vez, se contrata a una mujer camionera.

“Dima Al-Mohammad consiguió el contrato y comenzó su labor como camionera tras realizar las pruebas necesarias para evaluar su desempeño de conducir grandes camiones, camionetas medianas y otros tipos de vehículos”, explicó.

Por su parte, Dima de 33 años, graduada del Instituto Superior de Industria, declaró que trabajó durante 10 años como instructora de vehículos y tiene mucha experiencia en ese tipo de trabajo.

“Ser camionera es difícil al principio pero estoy segura que habrá afluencia femenina a ese tipo de trabajo en el futuro próximo”, añadió Dima.

Dima no es la primera mujer siria que ejerce profesiones que eran hasta poco tiempo exclusivas para los hombres, ya muchas mujeres son taxistas, conductoras de ómnibus y técnicas que trabajan en la reparación de las redes eléctricas de alta tensión.