Los presidentes de Ceuta y Melilla pedirán a Sánchez más apoyo ante la inmigración, mayor presencia del estado y servicios públicos dignos


El presidente de Ceuta, Juan Vivas, y el de Melilla, Juan José Imbroda, se reunirán este martes en la Moncloa con Pedro Sánchez al que presentarán sus reivindicaciones. 

Vivas pedirá “el respaldo” del Estado, sobre todo para hacer frente al “hecho fronterizo y todas sus derivadas”, mientras que Imbroda la preocupación por el alto número de menores extranjeros no acompañados que hay en la ciudad.

Juan Vivas recalcará ante el presidente del Gobierno lo trascendente que es para la ciudad tener “el respaldo” del Estado, sobre todo para hacer frente al “hecho fronterizo y todas sus derivadas”.

Vivas hará énfasis en “la incidencia del fenómeno migratorio de adultos y menores; la suficiencia financiera de la institución local; el fortalecimiento de la presencia del Estado en Ceuta así como disponer de una dotación suficiente en servicios públicos básicos para el ciudadano, como los de educación, sanidad, justicia o servicios sociales; y las comunicaciones con la península”, los mismos temas que abordó hace diez días con la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet.

Por su parte, el presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda, ha anunciado que abordará con Pedro Sánchez varios temas de importancia para la ciudad española del norte de África referentes a inmigración, seguridad o transportes.

En declaraciones a los periodistas, Juan José Imbroda ha dicho que trasladará a Pedro Sánchez la preocupación por el alto número de menores extranjeros no acompañados (MENA) que hay en la actualidad en la ciudad, que ha cifrado en mil. “Voy a pedir a Sánchez que se lleve a los menores” ha manifestado la primera autoridad melillense.

También en relación con los MENA y la inmigración adulta, el presidente melillense ha avanzado que solicitará al presidente del Gobierno un refuerzo de las plantillas de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. “Necesitamos 200 guardias civiles y 200 policías nacionales más” ha afirmado Imbroda.