El sindicalista de la CNT que frenó las matanzas de Paracuellos


Tal día como hoy de 1972 fallecía el sindicalista de la CNT Melchor Rodríguez, el hombre que frenó las matanzas de Paracuellos, salvando a 16.000 personas de ser asesinadas. Su lema fue: “Morir por las ideas, nunca matar por ellas”.

La represión franquista le condenó a 20 años de prisión, en un juicio amañado con testigos comprados. Cuando salió de prisión, Melchor tuvo la posibilidad de adherirse a la dictadura instaurada por los vencedores y ocupar un puesto que le ofrecieron en la organización sindical franquista o bien vivir en un trabajo cómodo, opciones que por sus ideales revolucionarios siempre rechazó.

Vivió humildemente el resto de sus días y nunca cesó su actividad clandestina por la revolución. A su muerte en 1972 acudieron al sepelio muchas personas de ideologías enfrentadas; anarquistas y falangistas entre otros. Se cantó el himno «A las barricadas», y su féretro fue cubierto con la bandera roja y negra.