Escuela islámica del Reino Unido no permite que las niñas puedan comer hasta que los niños hayan terminado


Una escuela islámica del Reino Unido se niega a permitir que las alumnas puedan almorzar al mismo tiempo que los niños, según comentó un ejecutivo de Ofsted a los parlamentarios.

La escuela privada de Al-Hijrah en Bordesley Green, Birmingham, ya tuvo que explicar sus prácticas en el Tribunal de Apelación en 2017.

Luke Tryl, director de estrategia corporativa de Ofsted, dijo que la segregación de género es "muy estricta" y todavía se está produciendo allí, lo que significa "negar a las niñas a tomar el almuerzo hasta que el niño haya acabado".

Un informe de Ofsted en 2016 reveló una serie de prácticas perturbadoras en la escuela, incluidos libros de la biblioteca que "incluían comentarios despectivos sobre la incitación de la violencia hacia las mujeres".

La escuela solicitó la revisión judicial del informe en el Tribunal Superior. El juez Jay dictaminó que Ofsted tenía razón al criticar a la escuela por los libros ofensivos, pero la separación de los alumnos no violaba la ley si ambos sexos eran tratados de manera idéntica.

Sin embargo, esta decisión fue anulada en el Tribunal de Apelación en julio de 2017.
Según 'The Sun', Tryl ha iniciado el 2019 advirtiendo de que la laicidad del país está en riesgo, señalando que estas prácticas islámicas no son exclusivas de esa escuela: "No solo tenemos Al-Hijrah, sino que tenemos muchas otras escuelas, escuelas mixtas que se segregan en función del sexo".