La Generalitat recorta aún más el gasto en sanidad, el presupuesto sanitario catalán se sitúa muy lejos ya de la media nacional


Cataluña fue la primera comunidad autónoma en hacer recortes, especialmente en sanidad. Pese a culpar a menudo a otros, ese fue el inicio de una caída que ha situado la sanidad catalana a la cola de España en gasto por habitante.

El presupuesto sanitario per cápita en Cataluña ha caído un 8% en los últimos nueve años, hasta los 1.192,83€ siendo el penúltimo entre las 17 comunidades autónomas que conforman España.

Tal y como denuncia un estudio de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, que analiza los presupuestos sanitarios per cápita para 2019, Andalucía, La Rioja y Cataluña son las únicas regiones que en 2019 disponen de un valor inferior al de 2010.

Entre estas, Cataluña es la región que ha visto un mayor descenso con respecto a los presupuestos presentados en 2010. En comparación con la caída del 8% en Cataluña, el presupuesto sanitario por riojano cae un 3,8%; y el andaluz, un 1,9%.

De hecho, con estos datos, el presupuesto sanitario por catalán se sitúa muy lejos ya, a más de un 18%, de la media nacional, que es de más de 1.460 euros por habitante y año.

El gasto sanitario no está controlada por el Gobierno Central, sino por el autonómico. Así que la responsable del empeoramiento de las condiciones sanitarias en Cataluña fue la Generalitat, gobernada por JuntsxCat, ERC y la CUP.