Las grandes empresas preparan 12.000 despidos para "reducir costes"


Fábricas de coches, cadenas de 'retail', firmas de telecomunicaciones, bancos... compañías de diferentes sectores que no se han salvado de la quema de los, por ahora, más de 12.000 contratos de trabajo que se convertirán en cenizas.

Por un lado, el cierre de minas de carbón acordado a finales de 2018 amenaza la economía de comarcas completas de Asturias y León, que también se han visto afectadas por movimientos de empresas como Alcoa, que aún tiene sobre la mesa la extinción de 686 contratos de trabajo entre las factorías de Avilés y Coruña. Pero no han sido los únicos.

La energética Naturgy también anunció el recorte de hasta 2.500 empleos antes de 2022 hace solo unas semanas. Estos ajustes de plantilla serían consecuencia directa de la "necesidad" de la compañía para reducir 538 millones de euros en costes en el seno de su plan estratégico. Algo similar ha ocurrido en Vodafone, que anunció esta misma semana la reducción de su plantilla en unas 1.200 personas siguiendo con su estrategia 'low cost' de cara al futuro. 

El sector financiero no se libra y también espera una importante ola de despidos en 2019. El objetivo de los bancos es elevar su rentabilidad vía reducción de costes ante el actual escenario de bajos tipos de interés que se presenta. El ajuste ascenderá a más de 7.500 empleados, un 4% del total, según los últimos datos hechos públicos por el Banco de España.