Los cristianos de la ocupada Palestina salen a la calle por las "ofensas" de las autoridades israelíes al cristianismo


Una exhibición de arte en Israel donde se muestra a Ronald McDonald crucificado ha generado protestas de la minoría cristiana en el país.

Cientos de cristianos se manifestaron en el museo ubicado en Haifa para exigir que retiraran la escultura llamada "McJesus", la semana pasada.

La policía israelí informó que los cristianos lanzaron una bomba incendiaria al edificio y arrojaron piedras que hirieron a tres agentes, por lo que tuvieron que dispersar a la multitud con gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento.

Representantes de la iglesia cristiana llevaron sus quejas al tribunal de distrito este lunes, exigiendo que se ordene la eliminación de los artículos más ofensivos de la exhibición, incluyendo unas muñecas Barbies que representan a Jesús ensangrentado y a la Virgen María.