Los motivos de la huelga de los taxistas


¿Por qué los taxistas están tan enfadados? "La falta de igualdad de competencia", denuncia un taxista catalán a PdeP.

Empecemos por el principio. En España circulan aproximadamente 70.000 taxis, de los cuales la inmensa mayoría están conducidos por autónomos titulares de la licencia. Dicho servicio es público, es una de las escasas cosas que permanece controlada por el estado.


En los últimos años, empresas extranjeras como Uber y Cabify han aparecido en el panorama español y amenazado el sector taxista.

"La licencia a los taxistas nos suele costar una media de 150.000€ a los VTC solamente 36€", agrega. "Los trabajadores del taxi por ley solamente podemos trabajar 5 días a la semana, los VTC todos".

El sector taxista solamente puede utilizar un turno por licencia, los VTC pueden dos. "Nosotros tenemos que pasar la ITV anualmente, los trabajadores de Uber y Cabify, en cambio, cada dos años", denuncia el taxista.

Todos los impuestos de los taxistas se quedan en suelo español, en los VTC de empresas extranjeras el 25% de la carrera va a paraísos fiscales.

"Taxistas y empleados de VTC estamos en las mismas condiciones precarias, me asquea vernos pegar entre nosotros", afirma. "La administración debería regular los VTC para impedir la competencia desleal, pero también debe acabar con la especulación sobre las licencias que existe en el sector del taxi. La licencia debe volver a la administración una vez acabada la actividad".


Ciertamente, la afirmación del taxista -que prefiere mantener el anonimato- sobre la precariedad en ambos sectores es real, incluso podría decirse que algunas veces la situación de los empleados de Uber y Cabify es peor que la de los taxistas (véase la segunda infografía). Las tristes escenas de las que estamos siendo testigos, por parte de algunos VTC y taxistas, deben hacernos reflexionar sobre quien es nuestro verdadero enemigo: El trabajador en una situación igual de precaria que nosotros o la patronal.