Rusia reconoce que en Sudán empresas militares privadas de origen ruso están reprimiendo las protestas


El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia confirmó este miércoles que en Sudán trabajan empresas militares privadas de origen ruso, pero negó que tengan vínculo algún con el Gobierno de Moscú.

"Según nuestros datos, en Sudán, efectivamente, trabajan representantes de empresas rusas de seguridad privada que no tienen ninguna relaciones con los organismos del Estado, dijo en su rueda de prensa la portavoz de Exteriores, María Zajárova.

Dichas empresas de mercenarios, que cuentan con miles de soldados -y financiación de las agencias de inteligencia de las superpotencias-, son habitualmente utilizadas en el denominado 'tercer mundo' para reprimir protestas y evitar insurrecciones populares.

Los mercenarios rusos, en este caso, estarían participando en la disolución de protestas en Sudán y protegiendo los intereses de las empresas explotadoras extranjeras (evitando que sean tomadas por los manifestantes).