El Exconsejero de Empresa de la Generalitat revela que el 1-0 fue financiado por la patronal


El Exconsejero de Empresa de la Generalitat de Cataluña, Santi Vila, ha declarado hoy frente al tribunal, que le pide 7 años de prisión por delitos de malversación. Ahí se han producido importantes declaraciones en las que revela como la patronal financió el 1-0, desmontando así el mito de que surgió con pequeñas contribuciones de muchos ciudadanos.

“Puigdemont me aseguró: 'Estate tranquilo, que no gastaremos ni un euro del erario público” en el 1-O, revela Vila. Tal y como hiciera ayer el exconseller de Justicia Carles Mundó, Vila desliza que el referéndum fue pagado con dinero privado. Aunque Vila reconoce que formula una “especulación”, el exconseller apunta a que las urnas y papeletas del 1-O las pagaron “empresarios y mecenas”.

También ha negado que el 1-0 tenga validez alguna: "No fue un referéndum, fue una gran movilización política”

Declara que los intereses del independentismo eran los mismos que los de la patronal: la reforma del Estatut para una España federal en una Europa federal. Se quería “tensar la cuerda”, sí, pero sin que “se rompiera”. "Confiábamos en que sería una palanca para reformar los consensos constitucionales" rotos en 2010 con la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut. Pero acabó en fracaso. "No supimos crear las condiciones de confianza adecuadas para que esto desembocara en una negociación”. 

Se ha mostrado crítico también con la manera en la que actuó el Govern: "Si pudiéramos volver al origen tomaríamos las decisiones de otra manera. Lo que ha pasado en Cataluña es impropio de una sociedad moderna y avanzada".