Ministra alemana e influyentes políticos europeos cenaron ayer en una gala oficial con Puigdemont, ahí el prófugo denunció la "vergonzosa situación de España"


Nuestros "aliados europeos", tras hace unos meses dejar libre a Puigdemont, ayer cenaron con él en un ambiente oficial.

Puigdemont viajó este lunes a Berlín, Alemania, para asistir a la gala Cine for Peace (Cine por la paz), paralela a la Berlinale, para "dar voz" a los golpistas. En la cena posterior, el expresident compartió mesa con el artista chino Ai WeiWei (separatista tibetano), el expresidente polaco Lech Walesa, la ministra de Agricultura alemana Julia Klöeckner, el Nobel de la Paz Lech Walesa y la actriz francesa Catherine Deneuve, entre otros políticos europeos.

Puigdemont intervino en la gala cinematográfica para denunciar la "vergonzosa situación para España y el conjunto de la Unión Europea" que representa para él el juicio del 1-O. Por otra parte, el expresidentes expresó su "oferta" por el "diálogo" al Gobierno.

Los únicos que parecieron sentirse incómodos con la presencia del prófugo fueron los autores del documental, que devolvieron el premio por "el acto de entrega no ser imparcial".