Palestina agradece a España y los trabajadores de CAF en Gipuzkoa su "ética" por rechazar el tranvía de Jerusalén


La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ha agradecido a España y en especial al comité de empresa de Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) su rechazo a participar en la construcción de la nueva línea del tranvía de Jerusalén. 

El comité de empresa de la planta que CAF tiene en Beasain (Gipuzkoa) consideraba que la empresa no tenía que participar en trabajos en contra de la legalidad internacional, ya que la obra exige expropiar tierras palestinas para servir a las colonias sionistas en el este de la ciudad.

Tanto el plenario, como el Consejo de seguridad de la ONU, así como la Corte Internacional de Justicia, a través de diferentes resoluciones, se han mostrado en contra de la ocupación de los territorios por donde transcurrirá el tranvía.

La OLP ha dirigido una carta a los trabajadores de CAF en la que les agradece el apoyo prestado a su "causa" al oponerse a participar en trabajos que "vayan a realizarse en la Jerusalén Ocupada, parte integral del territorio ocupado del Estado de Palestina".

"Vuestra acción y entrega", se lee en la misiva, "es un ejemplo para otros muchos trabajadores europeos que confiamos tengan la dignidad, firmeza y ética que vosotros habéis demostrado". La OLP asegura que "los palestinos siempre les estarán agradecidos" conscientes de "lo difícil que es tomar este tipo de decisiones cuando afectan a la propia fuente de trabajo".

"Habéis demostrado que, por encima de todo, están los derechos humanos, el respeto al derecho internacional humanitario y la solidaridad entre los pueblos y sus trabajadores", concluye la misiva.

El Presidente de Palestina cuando la DUI del Govern mostró su «firme apoyo a la unidad de España». La OLP se pronunció así sobre el flirteo de Israel con el separatismo en Cataluña: «No fue una sorpresa el silencio de Israel porque la fragmentación es una de las herramientas que más emplea en política exterior, tanto a nivel regional, como mundial. Cuanto más débiles sean los países, mejor para ellos».