Un importante representante de los chalecos amarillos afirma que hay «paramilitares listos para una insurrección»


«Tenemos paramilitares listos para intervenir porque también ellos quieren hacer caer al Gobierno. Hoy todo está en calma, pero estamos al borde de la guerra civil». Estas palabras las pronunció uno de los representantes de los chalecos amarillos, Christophe Chalençon, el 14 de febrero, sin darse cuenta que un micrófono estaba abierto.

El video de uno de los líderes de los chalecos amarillos fue emitido por el programa «Piazza pulita» del canal italiano de televisión La7.

En diciembre, este portavoz de los chalecos amarillos había evocado en un video una insurrección de los militares. Tras destacar que él se arriesga mucho porque le pueden «disparar un tiro en la cabeza, pero no me importa», declara a la entrevistadora del canal italiano La7, sin darse cuenta que la cámara de la reportera mira hacia abajo, pero sigue grabando sus palabras: «Si me pegan un tiro en la cabeza, el pueblo haría que Macron acabe en la guillotina».

Christophe Chalençon es un sindicalista que aboga por importantes políticas sociales de nacionalización y es escéptico con la inmigración (según se puede ver en sus redes), apostando por el cierre de fronteras.

Las 5 peticiones más destacadas del movimiento son:

-Intervención bancaria
-Frexit
-Frenar la inmigración
-Anular la deuda "ilegítima"
-Más gasto social