Contexto sobre las protestas en Argelia


El diario 'EL PAÍS' ha abierto su edición con las protestas de Argelia en portada y hablando de "régimen argelino". En Sudán llevan meses de protestas contra el Gobierno y ninguna mísera portada. Esto hace un llamamiento al análisis de la situación y el repentino interés por Argelia.

Empecemos por su posición geopolítica. Argelia es el principal bastión desde 1962 de los saharauis y el país árabe tras Siria que apoya la causa palestina abiertamente. Es el país más independiente (dentro de lo que cabe) de la zona en cuanto a alineamiento con EEUU y el país con el IDH más alto de la zona.

El islamismo fundamentalista era ilegal y perseguido en Argelia hasta los años 80. Ha seguido marginado en el país tras la década sangrienta de los 90. Con las protestas de ahora, babea de ilusión.

En cuanto a los recursos, es el décimo país del mundo con más reservas de gas probadas. 4,504,000,000,000 reservas de gas natural (m³) posee. El país africano también cuenta con Medgaz, un importante gaseoducto submarino de gas natural y otras materias entre Argelia y España. El Gobierno argelino posee un 43% de participación en el conducto, las autoridades de Abu Dhabi un 42% y la empresa española Naturgy un 15%.

La gente en Argelia quiere cambios, totalmente legítimo, pero el peligro es que sectores islamistas reaccionarios usen su deseo de cambio para instalar un régimen del terror. Tampoco olvidemos que comparten frontera con Libia, lo que podría hacer que islamistas ayudasen a desestabilizar el país. Además del éxodo migratorio que esto causaría hacia España, Italia y Francia.