La inteligencia española ve las manos de la CIA en el asalto a la embajada norcoreana


El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y la Policía Nacional española, que investigan el asalto a la embajada norcoreana del pasado 22 de febrero, vinculan a la CIA con el oscuro episodio, informó este miércoles 'El País'.

Mediante el examen de imágenes obtenidas por cámaras de seguridad en la zona y de los testimonios de los rehenes, los responsables españoles han logrado identificar al menos a dos de los asaltantes y, según el citado medio, existe constancia de que tienen vínculos con los servicios secretos estadounidenses.

Los resultados de la investigación apuntan a que la ejecución del asalto corresponde a una operación perfectamente planificada, muy probablemente orientada a la sustracción de información relacionada con el exembajador norcoreano en España Kim Hyok Chol.

De confirmarse la responsabilidad de la CIA, se trataría de una actuación "inadmisible", ya que no solo los servicios de inteligencia estadounidenses habrían operado en suelo español sin informar ni pedir autorización, sino que habrían violado las convenciones internacionales que protegen las legaciones diplomáticas.

El delegado especial de Corea del Norte, Alejandro Cao de Benós, se ha pronunciado sobre las últimas revelaciones del asalto: "Mi respeto a los agentes del Centro Nacional de Inteligencia que se han atrevido a señalar a los criminales de la CIA. Mi desprecio a Sánchez y Borrell, que se mantienen mudos calentando su sillón".

El 22 de febrero 10 hombres irrumpieron en la sede consular norcoreana portando armas supuestamente falsas e inmovilizaron a las personas que se encontraban en el interior, atándoles las manos y colocándoles bolsas en la cabeza. No se llevaron dinero ni objetos de valor, pero sustrajeron abundante información en soporte informático y teléfonos móviles. 

El asalto tuvo lugar solo cinco días antes de la segunda cumbre entre Kim Jong-un y Trump.