La Unión Europea aprueba el artículo 13: ¿De 'Un Mundo Feliz' a '1984'?


Tras 5 millones de firmas contra la aprobación del polémico artículo 13 y el artículo 11, ahora renumerados a 15 y 17, finalmente los eurodiputados han votado a favor del texto de la directiva de copyright en la sesión plenaria celebrada hoy en Estrasburgo.

El impuesto al enlace del "nuevo" artículo 15 y el escaneo masivo y filtrado de contenidos con derechos que trae el artículo 17 ya forman parte del cuerpo legislativo comunitario, pero ahora deberán ser los países los que trasladen todo lo establecido en la directiva a las leyes nacionales donde corresponda regular el copyright.

Esta transposición de una directiva comunitaria a las leyes de cada país debe realizarse en un plazo máximo de dos años. Es decir, que para 2021, como mucho deberá formar parte del cuerpo legislativo español.

Esta ley, en resumidas cuentas, implica que las plataformas que permiten subir contenido de forma masiva tendrán que revisar todo aquello que se suba a ellas y eliminar lo que fuera en contra de los derechos de autor. Es decir, casi todos los vídeos y fotografías. Pero en caso de contar con la autorización del autor (normalmente eso se consigue pagando), sí que se podría subir. Por lo tanto sería una nueva especie de censura a la que solamente los grandes medios sobrevivirían.

Hay que recordar que en 2018 los legisladores daneses lanzaron un proyecto de ley contra la "interferencia en el debate público", con el que se podría castigar a sus ciudadanos que expresasen opiniones favorables a Damasco o Pyongyang con una pena de hasta 12 años de prisión, según denunció Flemming Rose (investigador principal del Instituto Cato y miembro de la Comisión de Libertad de Expresión del Gobierno danés).

En España el Congreso ese mismo año aprobó la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, la cual permitirá el cierre de páginas Web que incumplan reiteradamente esa ley, y sin la necesidad de que haya autorización judicial de por medio.

La Ley Orgánica de Protección de datos personales y "garantía de los derechos digitales" fue aprobada el año pasado. Con esta se autorizó partidos políticos puedan recopilar datos personales de los ciudadanos obtenidos en Internet -sin autorización-, en lo que respecta a sus opiniones políticas, para la ejecución de sus campañas y actividades en periodo electoral. Es decir, están habilitados para crear un fichero de "perfiles ideológicos" de los ciudadanos con objeto de sus fines de propaganda electoral.

Algunos pequeños medios están anunciando que seguramente dentro de poco cesen su actividad, prediciendo que tras una década viviendo en 'Un Mundo Feliz' avanzamos hacia un '1984'. El tiempo dirá si la predicción se cumple o no.