Netanyahu vuelve a despreciar a cristianos y musulmanes asegurando que Israel solo es para los judíos


El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, insiste en que Israel es un “estado” exclusivamente para los judíos y no para todos sus ciudadanos.

En respuesta a las críticas de la actriz israelí Rotem Sela sobre que el régimen de Tel Aviv debería poner fin a la campaña para “deslegitimar” a los ciudadanos árabes residentes en los territorios ocupados palestinos, Netanyahu recordó que, de acuerdo con la llamada ley israelí de ‘estado-nación’, Israel solo pertenece al pueblo judío.

“Querida Rotem, una corrección importante: Israel no es un estado de todos sus ciudadanos. De acuerdo con la Ley del estado-nación que aprobamos, Israel es el estado-nación del pueblo judío y solo de él”, escribió el domingo el premier en su página en Facebook.