Serbia reitera su "más fuerte apoyo" a la integridad territorial de España y se opone a cualquier intento de internacionalizar el separatismo catalán


El 13 de marzo el ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell, aterrizó en Belgrado. Ahí reiteró el apoyo español a la integridad territorial y la soberanía de Serbia.

En declaraciones a medios de prensa después de una audiencia con el primer vicepresidente del gobierno y titular de Asuntos Exteriores de Serbia, Ivica Dacic, remarcó que Madrid mantiene la posición de no reconocer la declaración unilateral de "independencia" de Kosovo.

Dacic señaló que Serbia ofrece el más fuerte apoyo a la integridad territorial de España y se opone a cualquier intento de internacionalizar la cuestión separatista catalana y recordó que no permitió la apertura de una representación de la Generalitat.

"El respaldo a la integridad territorial es una cuestión del más alto interés para Serbia y por eso es muy importante que España, como gran país miembro de la UE, no haya reconocido a Kosovo", enfatizó.

Recordó que Yugoslavia fue uno de los pocos estados que nunca reconoció el régimen franquista y añadió que en los últimos decenios las relaciones de amistad se fortalecieron aún más.

Informó que el intercambio comercial alcanza de 450 a 500 millones de euros y es más alto que antes, pero relativamente bajo en relación con las posibilidades no aprovechadas.

Dacic saludó la decisión de establecer conexiones aéreas directas Belgrado Madrid y Belgrado-Barcelona y resaltó las buenas relaciones entre las cancillerías respectivas y las carteras de Defensa.